Palabras de Yasna Provoste Campillay en presentación de Programa de Gobierno 2022-2026

A todas y todos muchas gracias queridas amigas, amigos que en el día de hoy nos acompañan, quiero saludarlos y estrecharlos en un abrazo a quienes se encuentran aquí, en este espacio. En el espacio Matta con el gol de Chile, con la figura de la brigada Ramona Parra. Y saludar también a quienes nos acompañan y se han conectados de todas las regiones de nuestro país a través de la plataforma de zoom, quiero agradecer a las presidentas y presidentes de los partidos de Nuevo Pacto Social, que en el día de hoy nos acompañan.

A la presidenta de la Democracia Cristiana, al Partido por la Democracia, de Ciudadanos, al presidente del Partido Socialista, de Casa Común, del Partido Radical, del Nuevo Trato, del Partido Liberal y a todos y todas quienes el día de hoy forman de esta actividad. Saludar, sin duda al mundo independiente, saludar de manera muy especial y cariñosa. A los candidatos y candidatas que en el día de hoy están con nosotros, saludar al mundo independiente que ha hecho un esfuerzo muy importante al sumarse en nuestra campaña, a los profesionales, a los técnicos.

Concluimos hoy una etapa fundamental. Cuando lo recibía de manos Macarena Lobos y Marcelo Mena, era inevitable pensar que el 29 de julio, nos juntábamos también con ambos y con varios y varias otros que en el día de hoy nos acompañan para poder generar un programa distinto. Y basado en la cosmovisión de nuestros pueblos del norte. Dijimos nuestros Ayllu, el Ayllu es nuestra comunidad. Chile, es nuestra comunidad.  Y se sumaron distintos profesionales y técnicos. Dijimos en este esfuerzo de descentralización, que hoy tiene como rostro claro, aquí en nuestra actividad a nuestro primer Gobernador Regional Metropolitano, Claudio Orrego.

Tenemos que ser capaces de hacer una propuesta programática distinta, no como habitualmente se hacía convocando solo a los profesionales y hacerlo en una oficina en Santiago. Dijimos hoy tenemos que ser capaces de convocar, distintos saberes.

A profesionales, técnicos y ciudadanos y ciudadanas que apoyen la constitución de un país distinto. Y fue así como generamos una propuesta, para en es ese momento lo que era nuestra consulta ciudadana 

Era una invitación a superar este paradigma con el que hemos estado durante tanto tiempo, en donde nos han dicho que la competencia era el motor de desarrollo para los países. Y nosotros dijimos no.

Queremos ser parte de paradigma distinto, queremos, a partir de la colaboración, de la solidaridad demostrar que otra sociedad es posible. Y por eso que, nos parece tan importante que aquí tantos y tantas, hayan aceptado esta invitación a partir de la colaboración de la solidaridad de poder construir no solo una base programática, sino también, un modo de construir sociedad. Y uno se pregunta. ¿Cuándo no?, si después de tanto sufrimiento, después de tanto dolor como el que hemos vivido. Cuándo va a ser momento en que nosotros entendamos que nuestro futuro, el de cada uno y una, depende del destino común que seamos capaces de hacer. De ese destino común que nuestros alcaldes y alcaldesas trabajan por transformar. Y a partir de saludar a nuestro dueño de casa, alcalde de la Granja, Felipe Delpín deseo saludar a las alcaldesas también, que nos acompañan en el día de hoy.

Nos reencontramos poco tiempo después, de ese encuentro acá mismo, a fines de agosto. Después que veníamos de un acto muy unitario en Pedro Aguirre Cerda. Y nos propusimos convocar a nuestros hermanos y hermanas, que habían trabajado en los equipos y en los programas de Carlos y de Paula. Para poder incorporar las preocupaciones, aspiraciones y los sueños.

Fue una campaña breve, intensa, pero que significó también el nacimiento de un Nuevo Pacto Social y político. En donde a partir de los partidos tradicionales que han sido tan importantes en nuestro país se sumaban también nuevas organizaciones. Partidos nuevos que viene a generar un aire distinto a nuestros pacto social y político. Es la suma también, es el encuentro de los humanismos. Del humanismo cristiana que representamos y los humanismos laicos que forman parte de nuestra coalición. 

Con partidos que han calado profundamente la historia de nuestro país, y con partidos nuevos que se suman a este desafío. Con partidos que fuimos capaces y fundamentales para derrotar la dictadura de Pinochet y para abrirnos paso a la democracia. A una democracia, que tiene que abrir también la mirada. A aquellas fuerzas jóvenes que hoy día vienen a renovar la actividad que nunca debió dejar de ser una de las actividades más nobles de servicio y entrega al bien común de nuestro país.

Quiero agradecer a los equipos de los partidos que se integraron en esta etapa de trabajo. Al Partido Socialista, al Partido por la Democracia, al Partido Radical-Socialdemócrata, Liberal, Nuevo Trato, a la Casa Común que se sumaron al esfuerzo que veníamos haciendo desde Ciudadanos y la Democracia Cristiana.

Pero quiero agradecer especialmente a los profesionales y técnicos, independientes que han estado comprometidos con este proyecto, a dirigentes sociales, académicos a expertos, de nuestro país y desde fuera que han querido ser parte de este proceso. Ustedes hacen realidad la unidad social y política en la cual se funda este nuevo destino.

Ha sido más de un mes de trabajo intenso que hoy nos permite entregar a Chile una esperanza de futuro. Profundamente transformadora, pero también muy responsable. No podía ser de otra manera. Transformadora, a partir de los cambios que requiere urgentemente emprender nuestro país. Cambios para mejorar para mejorar la vida de las personas, cambios para poder enfrentar las esperanzas de la gran mayoría de chilenas y chilenos. 

Este trabajo ha incorporado como nunca antes una propuesta de gobierno, con la mirada de las regiones, lo decía al comienzo algunos de quienes han trabajado están aquí presencialmente, otros se encuentran conectados a través de estas plataformas que ha sido una herramienta que hemos descubierto en esta pandemia, pero que nos ha permitido reunir lo mejor de Chile en todos los ámbitos y desconcentrar las opiniones, las miradas y vivencias. Vamos a hacer un gobierno de todo Chile para todo Chile, ese es nuestro compromiso.

Con nuestro programa iniciaremos una nueva etapa para sanar Chile y abrir el camino a las grandes transformaciones, pero en paz y tranquilidad, construyendo una nueva gobernabilidad sobre la base de una estabilidad real, fundada en el desarrollo inclusivo, en una democracia, social y sustentable.

Por eso nuestro programa avanza en paralelo en dos tiempos. Por un lado, asume e inicia un compromiso claro y decidido con las transformaciones profundas, de cambios en el modelo de desarrollo para volver a tener un crecimiento económico; de mayor justicia; de derechos garantizados; de más y mejores empleos. De una relación más horizontal del poder. De una economía en armonía con las comunidades y el medio ambiente. Una Democracia Social Sustentable. Transformaciones con sentido, con sentido, pero orientadas a mejorar la vida de las personas, en paz y en tranquilidad.

Pero al mismo tiempo se hace cargo de la urgencia de la reconstrucción derivada de esta pandemia, que aún no termina. Hemos planteado que necesitamos una reconstrucción para sanar, que nos permita, recuperar la salud, recuperar la educación, el equilibrio entre desarrollo y medio ambiente, en recuperar las confianzas, y, por cierto, la economía en función de recuperar los empleos y salarios perdidos, encaminándonos hacia un nuevo modelo de desarrollo, para recuperar la capacidad de crecer, pero hacerlo de manera sostenible. Aprovecharemos de manera responsable la oportunidad histórica no sólo reconstruir lo que teníamos, sino construir un mejor país, un puente hacia ese Nuevo Chile que hoy se escribe en la convención constituyente.

Le agradecemos al equipo económico –muchísimo- todo el esfuerzo. Esas largas conversaciones en que nos decían todas las noches, nosotros hacemos el listado y usted llega y tenemos que agregar otro punto del PIB. De eso se trata. 

Para el programa permanente proponemos un nuevo pacto tributario destinado a recaudar 5 puntos del PIB aproximadamente 15 mil millones de Dólares. Para la emergencia proponemos gastos transitorios entre por 4 y 6 puntos del PIB.

Es una propuesta seria para un programa financiado, un programa que coloca el crecimiento en el centro de nuestra tarea. Fiscalmente responsable y de vanguardia en los cambios.

Aspiramos a una sociedad inclusiva, donde los niños, niñas, adolescentes y jóvenes sean prioridad. Donde la vejez pueda ser vivida con humanidad y con apoyo, y los pueblos originarios podamos ser reconocidos y respetados por un Estado plurinacional. Impulsaremos una transformación que garantice los derechos de quienes sufren discriminación de género, por su orientación sexual, clase social, edad, origen étnico y discapacidad, y que dé paso a la verdadera diversidad y a los talentos de nuestro país en toda su riqueza, incluyendo a aquellos que procedemos de pueblos originarios o aquellos que hoy día se han avecindado en nuestro país producto de la migración

Al mismo tiempo, el enfoque de género se transformará en un eje transversal de la acción del gobierno y se acoplará, en todas y cada una de las áreas de la gestión del gobierno y del Estado, encontrando un enfoque intersectorial. Este nuevo Chile es con perspectiva de género o no será un Chile desarrollado.

En Seguridad pública y narcotráfico proponemos cambios estructurales en el mediano y largo plazo, pero avanzamos con medidas concretas e inmediatas en los 100 primeros días. Vamos a sacar de circulación las armas de los barrios y calles de Chile, aquellas armas que han generado tanto dolor en tantas de nuestras comunidades. Reconocemos y valoramos el trabajo valiente que realizan nuestros alcaldes día a día, pero esto requiere de un apoyo y acompañamiento. Nosotros tenemos que ser capaces de recuperar nuestras calles, nuestros barrios, para las familias y que hoy están tomadas por la delincuencia y el narcotráfico.

Hemos señalado que vamos a atacar con fuera el narcotráfico y el crimen organizado desde sus cabezas. Vamos a iniciar un Plan Nacional de recuperación de barrios, y vamos a iniciar estas tres medidas  desde el primer día de nuestro gobierno.

En pensiones, nos proponemos en los 6 primeros meses, instalar el primer piso del nuevo sistema de seguridad social con una Pensión Universal Garantizada, con recursos públicos, de $ 225.000, para para todas las personas mayores de 65 años, a excepción del 10% más rico. Hombres y mujeres, hayan cotizado o no, tengan o no ahorros y reciban o no una pensión producto de sus propios ahorros. Todos tendrán garantizado un piso de pensión básica universal de 225 mil pesos. A esto se le sumará la pensión que hoy reciben producto de sus ahorros.

Esto va a beneficiar en la actualidad a 2 millones 300 mil personas mayores, en su gran mayoría de ellas, mujeres.

En Educación nos hemos propuesto hacer un giro educativo. En donde la justicia sea un eje central. En donde la justicia en el acceso para terminar con las brechas de conectividad sea una realidad. Por eso es que hemos comprometido el apoyo en dispositivos y que ninguna escuela pública hoy día no tenga acceso a conectividad para  nuestros estudiantes.

Nos hemos comprometido a rescatar el sistema público de educación en todos sus niveles, a recuperar estos dos años perdidos por la pandemia y el abandono del gobierno. Ninguna escuela del país va a quedar sin conectividad. Vamos a hacer un esfuerzo en materia de infancia temprana, en aumentar la cobertura, pero también el financiamiento. En mejorar los coeficientes técnicos para hacer efectivamente el compromiso de la primera infancia como una tarea prioritaria de nuestro gobierno.

Vamos a terminar con el CAE y vamos a perfeccionar la Gratuidad en la Educación Superior. Pero si de justicia educativa estamos hablando, lo quiero decir fuerte y claro desde La Granja: Vamos a pagar la deuda histórica con nuestros profesores y profesoras de Chile.  Porque la deuda histórica con nuestros maestros no es solo un problema de financiamiento, es un problema ético. Y si hablamos de justicia educativa lo hacemos mirando a nuestros maestros, a nuestros asistentes de la educación, a las manipuladoras de alimentos –con su nuevo estatuto- pero sobre todo a los niños y niñas, a nuestros estudiantes que estarán en el centro de este giro educativo. Muchas gracias.

El nuestro es el programa más verde y transformador en términos ecológicos. No lo decimos solo nosotros, no lo dicen solo quienes han estado en su construcción, lo dicen también todos aquellos estudios especializados que han revisado las propuestas de todos los candidatos y coinciden en la valoración de nuestro programa. Algunos ejemplos, vamos a construir 400 mil viviendas con techo solar para darles autonomía en términos de energía eléctrica en nuestro país, en donde sean las familias las que aprovechemos también las bondades de la naturaleza de nuestro sol y que eso les permita a fin de mes poder reducir las cuentas en sus gastos básicos.

Junto con la construcción de estas 400 mil viviendas con techo solar llegaremos a 1 millón de viviendas con techos solares e implementaremos una Estrategia Nacional de gestión sostenible de basura y desechos y modernizaremos la institucionalidad medio ambiental. Y haremos del agua un derecho garantizado por nuestro gobierno.

No se preocupen que no les voy a decir todo el programa, pero vamos a unos aspectos centrales.

En salud, nos hacemos cargo de la pandemia en el corto plazo priorizando atender prestaciones atrasadas, recuperando cirugías electivas, consultas a especialistas, exámenes, controles de salud para reducir las largas listas de espera. Duplicaremos además la oferta en atención de salud mental en nuestro país.

Mientras que en el largo plazo proponemos un nuevo sistema de salud universal, comenzando por la implementación de un seguro único de salud, que garantice un acceso igualitario a servicios de salud integrales e inclusivos, y que –además- sean oportunos, de calidad y acordes a las necesidades que hoy día tiene nuestra población.

Vamos a recuperar el tiempo perdido en cultura, un sector que ha abandonado y que este gobierno ha demostrado el más absoluto desprecio por una expresión que forma parte del alma de Chile.

Vamos a aumentar los recursos para el sector de la cultura hasta llegar al 1% del presupuesto público que significa triplicar el presupuesto actual, y lo vamos a triplicar –además- llevando adelante un conjunto de medidas específicas.

Vamos a instalar a las ciencias y el desarrollo científico y tecnológico como un pilar fundamental para el desarrollo de nuestro país. Y lo haremos partiendo por duplicar el actual presupuesto. Y desde aquí quiero hacer un llamado al sector privado, ningún país que quiera alcanzar el desarrollo solo puede descansar en el aporte público en materia de desarrollo científico y tecnológico. Aquí el sector privado está al debe. Si queremos construir más desarrollado vamos a duplicar desde lo público los aportes en ciencia y tecnología, pero el sector privado va a tener que hacer un esfuerzo para que Chile sea un país desarrollado en investigación y construyendo alianzas.

Agradecemos los aportes desde el mundo científico y que además ha permitido relevar un elemento que es central para nosotros, es que vamos a promover que más mujeres científicas puedan también expresar su talento y capacidad en nuestro país.

Saludo a la presidenta nacional de UNAPYME para decir que en nuestro programa las PYMES tienen un espacio central como motor de una nueva economía y del empleo. Esto significa que tenemos que ser capaces de desconcentrar la economía, y asegurar apoyo económico, financiero en condiciones razonables, acompañar a las PYMES, capacitar, hacer una transferencia tecnológica y un apoyo en la innovación, entre otros. Chile crecerá y se desarrollará junto a las PYMES.

Antes de concluir quiero detenerme en un elemento que nos parece que es central, por las situaciones que hoy estamos viviendo.

Chile no puede dejar pasar este momento histórico en que se encuentra para iniciar un camino de paz y lograr resolver los conflictos entre el Estado de Chile y nuestros Pueblos indígenas lo que implica una redefinición de las instituciones en el marco de la paz y de la justicia.

Por eso, quiero agradecer a nuestro equipo que tuvo una representación de todos los pueblos en un comando especial y en donde juntos hemos definido en que para desarrollar, tenemos que ser capaces desde el primer día de nuestro Gobierno, abrir un proceso especial de diálogo y de participación plurinacional, en la que todos los pueblos y territorios indígenas estén representados, con una agenda abierta para dialogar sobre lo expuesto y para poder establecer prioridades. Personalmente voy a participar de este proceso, a través de una mesa plurinacional de diálogo político, que tiene que acompañar el cambio de la Constitución, con un acuerdo de convivencia política y social que abra caminos efectivos hacia un Nuevo Pacto Político del Estado con sus Pueblos Originarios y que nos permita a través del diálogo alcanzar la paz.

Esto lo haremos con mucha energía, con mucha convicción.

Con la misma energía con que nosotros queremos ver una Matriz productiva distinta en nuestro país, con un horizonte al año 2030, en donde seamos capaces de tener una matriz productiva 100% renovable. En donde seamos capaces de construir una Minería Sustentable para un Desarrollo Territorial Justo e Inclusivo.

Por eso que nos hemos propuesto  potenciar nuestra vocación turística sobre la base de nuestro patrimonio Natural y cultural. Para ello activaremos un ambicioso plan de Infraestructura para un Nuevo Chile más resiliente e inclusivo, Construiremos un sistema de Protección y Oportunidades sobre la base de los principios de dignidad y oportunidad, con derechos exigibles para las personas; con Transporte y viviendas de calidad, con acceso a áreas verdes serán la base de Buen Vivir en Comunidad, con barrios y ciudades justas; Fomentaremos el Desarrollo del Mundo Rural; que tiene un capítulo especial en nuestro programa de gobierno. Allí vive buena parte de nuestro país.

Estamos decididos a cambiar que el rostro del Estado dependa del lugar donde viva y por eso que el mundo rural en nuestro programa de gobierno  tiene un capítulo central, acompañado de acciones, inversiones, pero sobre todo, reconocimiento y valoración. Muchísimas gracias por los aportes realizados en este punto.

Desarrollaremos una política integral para nuestros mares y para los cientos de miles de familias que viven en torno a sus actividades con un Ministerio del Mar.

Avanzaremos también en Ciberseguridad como una urgencia para el nuevo mundo; Construiremos un Nuevo Trato en Justicia y Derechos Humanos; Fomentaremos el Deporte y la Actividad Física como bases de un Bienestar Integral; Vamos a modernizar el Estado para hacerlo más Sustentable y Eficaz, Más Descentralizado, más Democrático y Participativo; Iniciaremos Un Nuevo Ciclo de la Política Exterior y los Desafíos de la Migración; Desarrollaremos una Política de Defensa Moderna, en un Nuevo Chile, verdaderamente Inclusivo, en donde nuestros niños, niñas y adolescentes sean el centro de las Políticas Públicas.

La base de nuestro programa son las personas, son las familias, son las comunidades, las regiones, las empresas de menor tamaño. Es una deliberada apuesta de transformación hacia el Nuevo Chile, más horizontal, que se reconstruye y se construye desde abajo hacia arriba, con todos y todas.

Es el inicio de una nueva etapa para este Chile que nace. Sé que ha sido un trabajo arduo pero hermoso. Porque nada puede ser más hermoso que trabajar por Chile y nuestra gente.

Quiero pedirles un último esfuerzo, un esfuerzo adicional. El que hoy día seamos capaces de salir, de desplegarnos por todo el territorio, que no quede ninguna persona sin conocer nuestro programa. Que no quede ninguna persona ni comunidad sin conocer las ideas que mueven al Nuevo Pacto Social para ser parte de la construcción de un Chile distinto.

Queremos a través de esta actividad que cada uno de ustedes se transforme en voceros y voceras de este Nuevo Despertar, de este Nuevo Chile que surge con la esperanza en que ese primer gol se transforme en un nuevo gol de Chile, en un nuevo gol que entren las mujeres, las regiones, las empresas de menor tamaño. En donde entren nuestros pueblos originarios.

Chile necesita y merece más de lo que hoy día hemos sido capaces de hacer.

Chile hoy día merece también el esfuerzo y el compromiso de cada uno de ustedes, somos todos y todas juntas una fuente de esperanza para construir un mejor país.

A eso estamos todos y todas invitadas. Este programa tiene sentido en la medida que seamos capaces, en este último mes de campaña, de desplegarnos con fuerza, con decisión  y con mucha motivación.

Acompañando a nuestros candidatos y candidatas al parlamento y al Consejo Regional; apoyando a nuestros alcaldes y alcaldesas, diariamente en su tarea, pero sobre todo estando cercanos a los problemas que día a día viven nuestros ciudadanos.

Porque la desconexión es lo peor que nos puede pasar en la política. La desconexión entre las aspiraciones de la ciudadanía y las decisiones que tomamos en el parlamento. Estamos llamados a romper esa desconexión. Estamos llamados a ser lo que somos: un mundo de paz, de tranquilidad que quiere transformaciones para todos y todas.

Muchas gracias queridos amigos y amigas. A trabajar con fuerza y con ánimo durante este tiempo de campaña que nos queda.

Muchas gracias.