Yasna Provoste anunció mando y control civil a Carabineros

En el marco de la presentación del “Plan Nacional de Desarme”, destinado a retirar de la calle miles de armas que se encuentran en manos de delincuentes y que afectan la seguridad de las familias, la candidata presidencial del Nuevo Pacto Social anunció una profunda reforma a la institución policial.

Además comprometió una “fuerza de tarea” para el combate al crimen organizado y al narcotráfico, un plan de recuperación de 40 barrios críticos y un “delegado presidencial” que impulsará directamente estas iniciativas.

En reunión con el Gobernador Claudio Orrego, el Alcalde de Lo Prado, Maximiliano Ríos, y los comités de seguridad organizados de la comuna, la candidata presidencial del Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste Campillay, dijo que desarrollará una profunda reforma a Carabineros que involucra entregar a civiles la administración de la institución para los uniformados se dediquen a cuidar y protejan a la gente en los territorios.

La candidata sostuvo que la iniciativa contempla integrar civiles, que ingresarán por Alta Dirección Pública, para la administración de la institución y fortalecer la formación de carabineros en materia de derechos humanos. “Para eso hemos dicho que vamos a hacer esta reforma, partiendo desde su formación, en asegurar una garantía -absoluta- a un manejo y a un control adecuado de internalizar en cada uno de ellos el respeto en materia derechos humanos. Con la misma claridad hemos dicho que queremos que los carabineros estén en la calle. No más en las comisarías. Hoy cerca de un 18% de la dotación de Carabineros está realizando tareas administrativas: atendiendo el teléfono, haciendo la contabilidad de la administración. Y lo que hemos dicho, es que todo eso estará mando de un concejo civil”.

La senadora precisó que este “control civil busca que nunca más veamos a carabineros en áreas que han sido muy sensibles en materia de corrupción como: Bienestar, el Hospital de Carabineros, Administración, Finanzas, Compras y Logística”. La abanderada de centroizquierda resumió que las designaciones se efectuarán vía concurso de Alta Dirección Pública y su objeto es lograr que exista un control civil en manos de la administración de Carabineros y que la fuerza especial esté en los territorios.

En la ocasión detalló que, entre las principales responsabilidades y tareas de su futuro gobierno en materia de seguridad pública, está erradicar el narcotráfico y el crimen organizado en los sectores más vulnerables del país. “Recuperaremos los territorios para proteger a las personas”, subrayó.

La candidata, en su intervención, manifestó su preocupación por la forma en que repercute la deserción escolar en el plano delictual. “Hoy cerca de 600.000 mil estudiantes han desertado del sistema y eso implica que le estamos dando estos jóvenes en bandejas al narcotráfico. Por eso es que tenemos que tener una mirada con distintas dimensiones del problema, también desde la educación,” puntualizó.

En la oportunidad la senadora Provoste sostuvo que en caso de ser Presidenta de la República se le dará mayores atribuciones al Servicio de Impuestos Internos (SII), para seguir el movimiento y el lavado de dinero, y también al Servicio Nacional de Aduanas para seguir el ingreso ilegal de armas que está en manos del crimen organizado. “Vamos a tener una mano generosa para apoyar a nuestros barrios y una mano fuerte para castigar al narcotráfico y al crimen organizado”, reforzó.

La candidata sostuvo que la desigualdad en las dotaciones policiales produce desigualdad. “Hay que cambiar los criterios de la dotación policial porque hoy el elemento más importante está dado por la cantidad de procedimientos policiales que se hacen en una comuna. Sin embargo, eso depende de la cantidad de denuncias y de los vehículos de seguridad ciudadana, por lo que se perpetua una situación de desigualdad. Lo que hemos dicho es que el primer elemento es la vulnerabilidad de los territorios y la cantidad de delitos que se comenten. Eso va a garantizar un criterio igualitario equitativo para la distribución de nuestras policías.” argumentó.

En el “Plan Barrios Sin Armas”, como se le ha denominado, la candidata presidencial del Nuevo Pacto Social propone que dejen de existir las “balas locas”, que los narcotraficantes no atemoricen más a la población, que quienes no pueden pagar por seguridad privada y que no viven en barrios acomodados, puedan ser protegidos y cuidados por la seguridad pública que debe ser garantizada por el Estado.

Esta iniciativa contempla establecer un plazo de reinscripción de armas legales junto con fiscalizar y empadronarlas domicilio por domicilio para, en paralelo, ir con fuerza sobre la eliminación de la circulación de toda arma ilegal y hechizas.

Crítica al gobierno

“Basta de hacer seguridad con medias tintas, populismo penal, encarcelando pobreza con redadas para las cámaras de televisión. Presentaremos los proyectos legales para poder capturar a los eslabones altos del narcotráfico. Actuaremos sin complejos, protegiendo siempre los derechos humanos y la integridad de las personas. Estableceremos un Plan Nacional de Recuperación Barrial para cada uno de los 40 sectores más críticos del país para hacer una intervención con nuestros gobernadores, alcaldes y que luego avanzará en otras etapas”, puso de relieve Yasna Provoste.

La aspirante a la primera magistratura agregó que se asignarán las facultades y recursos necesarios para coordinar todas las acciones estatales y sectoriales tendientes a recuperar desde una perspectiva urbana y territorial, la prevención y el control en seguridad. “El Jefe Nacional de este programa me reportará directamente, tendrá rango de delegado presidencial y dispondrá de una fuerza de tarea permanente sobre el crimen organizado y el narcotráfico”, complementó.

Yasna Provoste reafirmó su crítica al gobierno: “el legado ha sido el aumento en los delitos violentos, el legado de este gobierno es el aumento de las armas en manos de los delincuentes, el legado de este gobierno ha sido más inseguridad, por lo tanto por eso no podemos creer al candidato de la continuidad de este gobierno (Sichel) que va ofrecer una formula distinta.  No lo pueden hacer. Van a ofrecer más de lo mismo: un modelo fracasado que, además, no cree en la participación de la ciudadanía y van a seguir resguardando lo bienes a aquellos que hoy día tienen mayores condiciones económicas”.

La senadora sostuvo que “Nos vamos a jugar por las familias de la clase media, por las familias de los sectores más vulnerables, nos vamos a jugar porque estos derechos en materia de seguridad ciudadana estén al alcance de cada uno de ellos y nos vamos a jugar porque las penas que están contempladas por nuestros cuerpos legales se cumplan. Porque no es verdad que hoy día necesitemos más modificaciones legales. Porque hoy día las penas que están contempladas para quienes realizan el crimen organizado, el narcotráfico, la tenencia de armas ilegales, existen, por lo que necesitamos una fuerza de tarea que este dedicada al desarme. Lo vamos a hacer con nuestras autoridades locales, con nuestras policías, con los gobernadores, con nuestros parlamentarios y nuestros alcaldes”, manifestó.

La candidata precisó “Ahora es cuando tenemos que jugarnos definitivamente para que la seguridad sea una realidad en todos los territorios, no sólo aquellos que tienen acceso a mayores recursos. Para eso hemos estamos acá y hemos iniciado este camino para tener un Chile mejor”.