Yasna Provoste Campillay afirma “La derecha no puede ofrecer nada distinto de lo que entrega Sebastián Piñera”

Valparaíso, 05 de Octubre.-  La candidata de Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste Campillay enfatizó en la conmemoración de los 33 años del histórico plebiscito del 5 de octubre de 1988 que “la derecha no puede entregar nada distinto a lo que hoy día entrega Sebastián Piñera a este país”. Así lo manifestó durante un concurrido acto que se desarrolló en la región de Valparaíso.

En la oportunidad, la senadora por Atacama sostuvo que se necesitan grandes mayorías para las transformaciones que Chile demanda. En medio de su intervención la parlamentaria hizo referencia al caso que involucra al presidente Piñera y dijo que “las transformaciones que debemos emprender, para debidamente para castigar a aquellos que eluden los recursos y no pagan impuesto en nuestro país, tenemos que tener una mayoría para acabar con los paraísos fiscales. Porque este mismo presidente, que hace uno días reconocía que en los paraísos fiscales se escondían: las platas mal habidas, las platas del narcotráfico, las platas ilícitas, hoy día, reconoce que sus inversiones están en los paraísos fiscales”.

La presidenciable también sostuvo que a muchos se les olvida que “tuvimos una derecha subsidiada en el parlamento” y que actuó como un “dique de contención para las grandes transformaciones” que requería el país. Recordó además que tan solo hace pocos años se terminó con el sistema binominal.  “La derecha no puede ofrecer nada distinto de lo que ha hecho, se han opuesto permanentemente a ampliar las libertades, se han opuesto permanentemente a cambiar un modelo que ha generado profundas desigualdades”.

Al finalizar el acto, Yasna Provoste hizo un llamado a concurrir a votar y promover la participación, para consolidar así la necesaria unidad social y política como en aquella gesta histórica de hace 33 años, para conseguir las mayorías que permitan las transformaciones que Chile requiere una tarea que se ha comprometido liderar en favor de la ciudadanía, para reconstruir un país en dignidad y donde los derechos humanos sean plenamente respetados.