Yasna Provoste Campillay

Nació en Vallenar (16-XII-69), en la región de Atacama, comuna ubicada 665 kilómetros al norte la capital Santiago. Es hija de Carlos Provoste y Nelly Campillay, medianos empresarios del transporte de la región de Atacama.

Casada con Mauricio y madre de Sebastián y Dominique. Profesa la religión católica. Es conocida en su región como activa cuasimodista, tradicional celebración que en Semana Santa lleva la comunión a los enfermos.

Realizó sus estudios escolares en su natal Vallenar y en el Internado Nacional Femenino, donde fue becada y fue campeona nacional de gimnasia artística a los 7 años.

Es profesora de Educación Física y magister en Administración Educacional de la U. de Playa Ancha (Valparaíso). Militante del Partido Demócrata Cristiano desde los 14 años, fue dirigenta estudiantil en su etapa escolar y universitaria.

En 1996, a sus 26 años, fue nombrada Directora Regional del Servicio Nacional de la Mujer en Atacama por el Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Dos años más tarde pasó a ejercer la gobernación de la Provincia de Huasco. El Presidente Ricardo Lagos la designó Intendenta Regional de Atacama en 2001 y Ministra de Planificación y Cooperación en 2004, fue delegada presidencial tras el terremoto en la región de Tarapacá. En el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet ejerció como directora ejecutiva de la Fundación Integra y en julio de 2006 asumió como Ministra de Educación, cargo que ejerció hasta abril de 2008, cuando el Senado de la República aprobó la acusación constitucional que la dejó sin concretar su principal objetivo, el reemplazo de la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (LOCE) heredada de la dictadura de Pinochet. Además, fue marginada de todo cargo público por 5 años. Poco tiempo después, en septiembre de 2008, la Contraloría General de la República, determinó la inexistencia de irregularidades en su gestión como ministra.

Luego se trasladó a vivir a Canadá por un periodo de tiempo, donde trabajó en el Programa de Cooperación para la Formación Técnico Profesional de la Association of Canadian Community Colleges (ACCC).

A su regreso a Chile fue electa con altas votaciones, en 2013 como diputada por su natal Vallenar y en 2017 como senadora por Atacama con la primera mayoría nacional.

Durante su periodo como Diputada Integró las comisiones permanentes de Educación; Ética y Transparencia; y presidió la comisión de Minería y Energía y la de Recursos Hídricos y Desertificación. Como Senadora ha integrado y presidido las comisiones de Educación, Cultura y Deportes; Minería y Energía; y de Recursos Hidricos, integrando además la de Mujer e igualdad de género.

Entre sus principales iniciativas legislativas están la protección del medio ambiente asegurando el derecho al agua a las personas y de los recursos del mar a los pescadores artesanales. También, la protección de la integridad de las mujeres, por ejemplo, impulsando la dictación del protocolo para evitar la violencia patriarcal en las universidades. Ha trabajado con organizaciones de la pequeña minería en medidas presupuestarias en beneficio del sector y es una activa legisladora en la defensa de la educación pública en todos sus niveles y la eliminación del lucro en educación, con el objetivo de asegurar que los recursos públicos se utilicen en el mejoramiento de la calidad y no al enriquecimiento de los sostenedores. La senadora Provoste fue la impulsora del Estatuto de los Asistentes de la Educación y ha defendido en numerosos proyectos de ley el derecho a acceder a una educación integral para todos y todas.

Por primera vez la Presidencia del Senado de la República es ejercida por una congresista de ascendencia indígena. La cultura diaguita, pueblo originario al que pertenece la senadora Provoste, reconocía a sus líderes no sólo por la herencia, sino principalmente por la capacidad que cada integrante demostraba para liderar y comprometerse con los objetivos de la comunidad. Es una cultura reconocida por la introducción del uso del color como señal de optimismo y fe en el futuro.

Es “hija ilustre” de Huasco, Vallenar y Caldera, recibió igual distinción de la Región de Atacama en 2006 y en 2014 recibió la distinción “Mujer Indígena”, por parte de la CONADI.

G-M6M46642RF